PUBLICIDAD
domingo, 27 de mayo de 2012 - 04:00:00 MDT
Entrevista / Daniel Espartaco Sánchez
Entre lo satírico y real
Fuente: Norte

El autor chihuahuense reconocido a nivel nacional por la calidad de su obra literaria, habla con NORTE sobre sus nuevas obras y futuros proyectos

Antonio Flores Schroeder | NorteDigital

Daniel Espartaco Sánchez camina y recorre las calles de la Ciudad de México. Dice tomar el mejor café cortado de todo el mundo. No sólo es uno de los narradores más importantes de Chihuahua, también ha llevado su hábito por la lectura al extremo y su producción literaria, es considerada por reconocidos críticos, como una de las mejores a nivel nacional.

Es autor de tres libros publicados y uno más que saldrá de la imprenta en septiembre. Entrevistado por NORTE, el escritor habla además de sus obras, de la llamada narcoliteratura, la importancia de los movimientos culturales en zonas de conflicto, el futuro de las letras nacionales y hasta de las banquetas que tiene Chihuahua.

 

A continuación, se presenta la charla con Daniel Espartaco Sánchez:

Daniel, tu nueva obra Gasolina aborda la vida de los escritores jóvenes que no tienen nada que ver con la idea convencional que la sociedad guarda acerca de un autor. Un libro satírico donde hay persecuciones en lancha a toda velocidad y peleas en cantinas, entre otras situaciones que pudieran parecer a simple vista, extrañas y fuera de lugar. ¿Cuál es tu verdadera propuesta con Gasolina?

“Gasolina es un relato satírico en la tradición de Gogol y Búlgakov, y más acá, de Jorge Ibargüengoitia. En el relato satírico todo puede ocurrir. Es también una historia en el género de aventuras, y de romance. Hace algunos años se publicó un fragmento en la revista Hermano Cerdo de la que por entonces yo era coeditor. La idea era hacer una historia en donde hubiera una persecución en lanchas de velocidad porque era una especie de broma local entre Mauricio Salvador, el editor de Hermano Cerdo, y yo. Cada vez que alguien hablaba de, por ejemplo, la nueva novela de Carlos Fuentes, nosotros, jóvenes veinteañeros, e imberbes, decíamos: “¿Y tiene persecuciones en lancha? ¿No? Entonces no me interesa”. Era una manera de decir que despreciábamos esa actitud solemne tan presente siempre en la literatura nacional. La otra idea era que casi todos los buenos escritores han sido becarios de FONCA, pero nadie escribe sobre eso. La sátira también es un gran vehículo para hacer crítica social y de costumbres, y bueno, aunque pasan cosas inverosímiles, como ya lo has visto, es un relato muy realista en cuanto a las actitudes de los jóvenes que pretenden escribir y se sienten tocados por los dioses”. 

Tocas también con bastante ironía el tema de la crítica entre los autores dentro de los talleres literarios, de hecho uno de los personajes de tu novela fallece después de un juicio hecho a su obra. ¿Es un reflejo de lo que está ocurriendo con los escritores jóvenes en México?

“Romualda Velásquez (spolier alert) muere de una condición hereditaria en el corazón, aunque la crítica feroz de Mario Gratín es el detonante. En parte me burlo de esta actitud caníbal de ciertos asistentes a los talleres de literatura a la hora de criticar a los demás, que no es más que una demostración de poder. El crítico feroz de taller (y yo lo he sido, me burlo de mí mismo) no es mucho mejor que un gorila cuidando su territorio. Hay un montón de actitudes que superioridad que uno tiene a los veinte años. Me gustaría volver en el tiempo y decírmelo. Respecto a la pregunta, no creo que sea una actitud generacional no aguantar las criticas. A lo largo de la historia los escritores siempre han sido malos para soportar las críticas, es parte del encanto.¿Qué haría uno sin las malas críticas? La vida del escritor no tendría sabor”. 

El año pasado tu obra Cosmonauta publicada por el Fondo Editorial de Tierra Adentro, fue catalogada por la revista Nexos como uno de los libros de mejor ficción editados en México. ¿No pesan demasiado ese tipo de calificativos para un escritor al momento de trabajar con la creación de una nueva obra?

“Hubo un momento en el que dudé de publicar Gasolina porque pensé que se esperaba de mí escribir sobre ciertos temas y con mucha seriedad. Pero luego pensé que Gasolina era otra faceta mía, la humorística, que valía la pena compartir, y así evitar encasillarme. Por otro lado el escritor joven es muy narcisista, uno cree que hay un lector allá afuera que espera algo de uno cuando la verdad es que nadie espera nada de los escritores, es tan poca la gente que lee. A nadie le interesa qué pueda escribir un escritor. La crítica de Nexos, y otras, me han hecho ver otra cosa. Cuando escribí Cosmonauta trabajé mucho en los textos, aunque es un libro delgado lo corregí miles de veces y siempre como pensando que no valía la pena, es decir, que nadie iba apreciarlo. Uno corrige durante horas y horas una historia que un lector inteligente va a leer en 10 minutos. Lo hice porque a uno lo educan con eso de que hay que hacer las cosas bien, lo hice para mí mismo. Las críticas de Nexos y las otras me hicieron ver que hay lectores que sí pueden apreciar todo el trabajo detrás de un libro, y esa es para mí la mayor satisfacción de todas. Me anima a seguir trabajando de la misma manera”. 

¿Cuáles son las diferencias más notables de Gasolina y tus dos anteriores producciones, El error del Milenio y Cosmonauta?

“El error del Milenio y Cosmonauta pretenden ser libros serios en donde abordo temas personales, de corte existencial. El error del milenio es mi error del milenio, no debí publicarlo, yo era muy joven y no tenía un mentor, alguien que me enseñará cómo escribir. Soy medio autodidacta. Cosmonauta es un libro escrito como un libro de poesía. Cada pieza tiene su ritmo, me costó casi un año escribirlo, aunque es corto, mucho material se quedó afuera o fue descartado y tal vez lo use luego. Gasolina fue escrito en dos sentadas, el epílogo lo escribí cinco años después. Y bueno, como ya dije, es satírico, no tengo ninguna intención literaria con Gasolina, es un entertainment, como decía Graham Green de sus novelas de espionaje”. 

Daniel, eres un escritor chihuahuense. Tu estado vive una guerra entre los grupos del crimen organizado desde hace más de cuatro años.¿Cómo le haz hecho para no caer en ese lugar común, llamado a veces narcoliteratura?

“Una vez vi The Wire, una serie de televisión sobre el tráfico de drogas en la ciudad de Baltimore. Se considera una de las mejores series de televisión de todos los tiempos, es tan interesante, está llena de personajes complejísimos y logra hacer lo que la literatura hacía tradicionalmente: mostrar un universo propio y complejo; y además tiene crítica social. Al ver The Wire decidí que no me iba a meter con un tema que yo era incapaz de tratar con profundidad porque nunca he sido narco, ni me interesan los narcos. Así fue como comprendí que un sólo capítulo de The Wire es mejor que toda la narcoliteratura que ha producido México en los últimos años. ¿Por qué? Porque los escritores mexicanos son superficiales, los guionistas de The Wire no. Comprendí que una narconovela para ser buena tendría que tener la extensión de guerra y paz y mostrar lo intrincado de las relaciones del narcotráfico con el poder, y qué repercusión tendría ésta en los personajes. Los escritores de narcoliteratura escriben sobre capos y eso ya lo hacen mejor los narcorridos. Además me parece oportunista dejarse llevar por las modas. La literatura que no ha nacido aún es aquella de la vida cotidiana durante el sexenio de Calderón, la que debería de contar cómo se vivía bajo el terror, el miedo, cuál era el estado general del alma de las personas que, al meterse a la cama , escuchaban disparos durante toda la noche; que al transitar al trabajo vieron innumerables veces los cercos policiacos y sabían que alguien acababa de ser ejecutado ahí. Volviendo a la pregunta, yo sí puedo escribir lo que es vivir con miedo en una ciudad sitiada por la guerra, pero no me interesa escribir sobre sicarios, tal vez por mi formación, a mí me gusta escribir sobre lo que conozco y la gente que conozco, el hombre de a pie, y de eso se trata Autos usados, la novela que está por salir en septiembre, en Random House Mondadori. Ahí toco el tema del narco porque es inevitable, sobre todo cuando creciste en Chihuahua. Todo mundo tiene un amigo que fue narco, o el amigo de un amigo, como todo mundo tiene un primo en Denver. Pero yo no escribo narcoliteratura, escribo sobre el hombre de a pie, y tampoco leo narcoliteratura, no me gusta leer lo que está de moda”.

Hay varios movimientos culturales impulsados por poetas y narradores en sus lugares de origen, Tijuana, Ciudad Juárez, en Nuevo Laredo, que tienen como finalidad rescatar los espacios públicos perdidos en esta guerra, ¿crees que los artistas deben de comprometerse más con el activismo cultural y con lo que actualmente sucede en nuestro país?

“Lamentablemente tuvimos que esperar hasta el estallido de la violencia para comenzar a conscientizarnos de nuevo. Sí, creo que los artistas y escritores debemos de comprometernos más. Cada quien debe de encontrar la manera de ayudar, de denunciar, y eso que vivimos en una época peligrosa. Es decir, están matando a los disidentes, los están amenazando, los meten a la cárcel, como si estuviéramos bajo una dictadura. Hay una guerra sucia del Estado-Crimen organizado en contra de aquellos que levantan la voz. Hay más desaparecidos con Calderón y los gobiernos priístas locales que durante los años setenta, cuando la guerra fría. La culpa no es sólo de Calderón, es culpa del PAN-PRI, y esto no va a cambiar si llega Peña Nieto, por qué él es parte del problema, no la solución”. 

Emigraste de Chihuahua hacia el Distrito Federal. ¿Cómo te ha forjado la capital como escritor?, ¿cuál es la diferencia para un autor ‘provinciano’ escribir en su lugar de origen o hacerlo en una ciudad donde se concentra mucho talento literario?, ¿qué tan difícil es?

“La Ciudad de México es un rancho gigantesco, con los mismos vicios que hay en ‘la provincia’ como tú dices. Pero bueno, somos tantos que las cosas son más relajadas. Está el mito de que los que vivimos en el D.F. estamos aquí por los contactos, y por estar cerca de las editoriales. Yo no veo a nadie, no me junto con escritores. Las editoriales me han rechazado muchas veces y he seguido mandando. Podría mandar manuscritos desde Chihuahua. Mi rutina es que después de escribir salgo a caminar una hora y me siento en un café donde sirven el mejor cortado de todo el mundo, leo un rato. En Chihuahua no se puede caminar, no hay banquetas. Caminar es bueno para la escritura porque uno puede pensar. Hace un rato pasé por un librería y compré Peterburgo de Andréi Biely y Los huevos fatales de Búlgakov, una novela satírica, en Chihuahua esto jamás hubiera ocurrido. Esta rutina no la podría tener ahí. Y bueno, vivir en el D.F. siempre es muy difícil, sobre todo para alguien como yo considerado emergente, pero ya va tirando. Respecto a escribir en Chihuahua, creo que no es imposible. Pero si vives en Chihuahua y escribes sobre Chihuahua se requiere de gran capacidad crítica para distinguir el material que vale la pena escribir. No puedes distinguirlo porque estás inmerso en él: tú mismo eres el material. Cuando uno escribe desde fuera sobre Chihuahua, como yo, la distancia te permite saber qué es lo que vale la pena mostrar de Chihuahua al mundo, que no son ni los burritos, ni la carne asada. Cuando uno está en Chihuahua se corre el riesgo de escribir con estereotipos sobre lo que es ser chihuahuense, ser superficial. Y para colmo de males, están las grillas culturosas locales provocadas por gente ociosa que no tienen ningún talento. Gente abyecta. Para escribir en Chihuahua la regla número uno sería no juntarse con esas personas. Cada vez que tocas a un grillo culturoso, algo de tu alma muere”. 

¿Hacia dónde crees que se dirige la literatura nacional? Ves en los nuevos autores mexicanos posibilidades reales de que puedan trascender en la literatura internacional? 

“Creo que las letras mexicanas están resurgiendo. Hay una serie de escritores jóvenes entre los treinta y cuarenta años que están en activo. Noto entre mi cogeneracionales una actitud profesional que las generación anteriores no tenían. Tenemos escritores que están publicando cosas muy interesantes, algunos de ellos del norte, muchos de ellos rehuyen los temas de moda. Estoy hablando de Antonio Ramos, José Mariano Leyva, Luis Jorge Boone, Julian Herbert, Antonio Ortuño, David Miklos, muchos más que se me escapan. 

Gasolina fue recién editada por el sello independiente Nitro / Press. ¿Dónde se puede comprarla? 

“En Ciudad Juárez se puede conseguir en El Sótano. En todas las librerías El sótano del país, Gandhi, Gonvill, las librerías El péndulo”. 

Después de Cosmonauta y Gasolina, tienes una nueva obra, Autos Usados, que se va a publicar en septiembre, cuéntanos un poco de esta novela. 

“Autos usados es el aterrizaje del cosmonauta en la realidad del país. El personaje es Elías, un alter ego de Ilich (que es el patronímico de Ilia, Elías en ruso), mi alter ego en Cosmonauta, y trata sobre lo que significa crecer en una ciudad del norte durante los años noventa. Es una novela sobre el mal, ese que está latente y muchas veces desatendemos. En este caso, el estallido de la violencia en Chihuahua es un problema cuyo germen apareció en los años noventa y no quisimos verlo y seguimos sin querer verlo: los feminicidios, la guerra interna en el Cártel de Juárez, el modelo maquilador (aún más viejo), la apertura de mercados, la falta de educación y de cultura, el aumento de la riqueza y de la desigualdad marginó a miles de personas que no encontraron otro camino que el crimen para acceder a la riqueza que tenían antes sus ojos. Estos individuos no tuvieron ningún tipo de guía, ninguna educación, y la culpa de esto es por supuesto del Estado, y de la sociedad que se negó a verlo. No nos importaron ni los feminicidos, la guerra en Chiapas, ni nada, y a cada puerco le llega su San Martín. No teníamos consciencia de nada. Yo formo parte de una generación que creció sin ningún tipo de expectativas. Una generación lisiada espiritualmente, sin Dios, sin idea del futuro, sin consciencia social. Las generaciones que precedieron a esta vinieron todavía con menos expectativas. Lo que a mí me salvó fueron los libros, de alguna manera. De eso trata Autos usados”. 




¿Qué opinas de este artículo? Déjanos tu comentario.


REPORTE DE PUENTES
    Norte Digital PDF
    Norte Digital Boletín
    Minuto a Minuto
    Avión de Air Algerie desaparece sobre Malí
    2014-07-24 07:42:42
    Javier Aguirre, nuevo técnico de selección japonesa
    2014-07-24 07:35:44
    Rechazan despliegue de Guardia Nacional
    2014-07-24 07:21:13
    Matan a policía, hieren a menor y escapan los repsonsables
    2014-07-24 07:03:04
    Periódico Norte edición del día 24 de julio de 2014
    2014-07-24 06:56:47
    Se concentran en Oriente XXI 4 mil casas abandonadas
    2014-07-24 00:42:17
    Anuncia federación recursos para Juárez
    2014-07-24 00:40:22
    Tiene Chihuahua mega feria; aquí improvisan ‘una fiesta’
    2014-07-24 00:37:18
    Renuncia Almazán tras quejas de discrecionalidad de las OSC
    2014-07-24 00:33:54
    Si no hay seguridad, no habrá fiesta, dicen
    2014-07-24 00:23:15
    Aumentaría demanda por tragedia en Chihuahua
    2014-07-24 00:17:51
    Anuncian incentivos por firmar convenio
    2014-07-24 00:15:52
    Caen dos agresores de policías de balacera: versión extraoficial
    2014-07-24 00:06:07
    Homologación del IVA ayudará a la ciudad’
    2014-07-24 00:01:50
    Plantean la promoción del área de San Jerónimo
    2014-07-24 00:00:35
    La duda enseña más que la certeza
    2014-07-23 23:56:47
    - El sacrificio de Alva Almazán
    2014-07-23 23:55:37
    El nuevo ‘Toro’ Valenzuela
    2014-07-23 23:41:43
    Carrera muy valiosa
    2014-07-23 23:36:57
    Gestionarán en China armadora para Juárez
    2014-07-23 23:32:45
    Reciben comerciantes ‘premio de consolación’
    2014-07-23 23:30:35
    Encarece el IVA 15% la vivienda
    2014-07-23 23:27:43
    Se quita la vida antes de pagar condena por asesinato
    2014-07-23 23:23:42
    Vinculan a proceso penal a presunto complice de asesinato
    2014-07-23 23:22:23
    Herida para toda la vida
    2014-07-23 23:20:44
    Protestan los familiares por mala investigación
    2014-07-23 23:19:19
    Incrementan medidas de higiene en la ciudad
    2014-07-23 23:17:20
    Tras operativo cierran bares de la Gómez Morín
    2014-07-23 23:15:18
    Cobro de cuotas viola la Constitución mexicana: ONG
    2014-07-23 23:14:13
    Entregarán en agosto túnel del Centro con o sin fallas
    2014-07-23 23:12:14
    Bajo el sol de los olvidados
    2014-07-23 23:11:51
    Festejan a Lupita en Hospital Infantil
    2014-07-23 23:05:10
    Pemex: Continúan labores por incendio en refinería
    2014-07-23 21:35:19
    Matan a hombre en interior de carnicería en La Cuesta
    2014-07-23 20:44:10
    Hospitalizan de urgencia a Kuno Becker
    2014-07-23 20:17:53
    Lady Gaga, orgullosa de sus curvas
    2014-07-23 20:14:06
    Bombardeos en Gaza se ven desde el espacio, dice astronauta
    2014-07-23 20:06:50
    Horóscopo del día jueves 24 de julio de 2014
    2014-07-23 19:56:47
    Tiene Hollywood el peor verano
    2014-07-23 19:55:09
    Ejecución de reo en Arizona dura casi dos horas
    2014-07-23 19:02:57
    belleza del día